¡Día histórico para el BMX!: Mariana Pajón, bicampeona olímpica y Ramírez, bronce.

La piloto colombiana defendió con éxito su corona en Río de Janeiro y se convirtió en la primera deportista nacional con dos preseas doradas en unos Juegos Olímpicos. Una gesta histórica que refrenda la condición de número uno de la deportista más laureada en la historia del ciclismo colombiano.

Solo ella, con su clase habitual, dominó de punta a punta el evento disputado en las instalaciones del Centro Olímpico de BMX Deodoro, donde supo imponerse con autoridad en todas las series, incluida la gran final, donde dejó en el camino a las estadounidenses Alise Post y Crain Brooke; la venezolana Stefany Hernández, la belga Elke Vanhoof, la francesa Manon Valentino y la rusa Yoroslava Bondarenko.

La carrera fue ampliamente dominada por la colombiana, que desde el partidor demostró su potencial para ubicarse en la punta del grupo sin dejar espacio para la reacción de Post y Hernández, quienes intentaron seguirle el paso a una Mariana poderosa y convencida de la victoria sobre la pista.

“Es una cosa de locos, me sentía como en casa, tenía más barra que en el mundial de Medellín y eso me llenó de mucha energía”, dijo la múltiple campeona mundial y ahora bicampeona del máximo evento del deporte mundial.

“Se repite, trabajé demasiado por esto y aquí estamos”, agregó Pajón, que como en Londres, festejó con devoción y le dio la energía a su compatriota Carlos Albero Ramírez, debutante en una olimpiada y medallista tras una brillante presentación en la serie que cerró el calendario del bicicrós olímpico.

El campeón fue el estadounidense Connor Fields, mientras que la plata quedó en manos del holandés Jelle Van Gorkom. “Es un momento muy emocionante y la recompensa de un gran trabajo”, afirmó el seleccionador nacional, Germán Medina, gestor del proceso que derivó en la doble medalla del BMX nacional en las justas deportivas.

“Muchas gracias a todos los que están aquí y nos ven. Fue una final de olímpicos, lo que pasa aquí se lucha aquí, no fue mi mejor salida, pero es un orgullo representar así a mi país y cumplir con la medalla. Sabía que era al todo o nada. Me monté al podio y era lo que quería. Lo celebré de corazón y muy contento, me sentí en casa y estoy muy feliz por el resultado”, dijo Ramírez.