Las primeras páginas de la historia de La Liga de Ciclismo de Antioquia se remontan al año 1950 gracias a la acogida que empezó a tener el ciclismo después de que los colombianos Efraín Forero, Efraín Rozo, Jaime Tarquino y el capitán Luis Ortiz ganaran la prueba persecución por equipos sobre 4.000 m en los Juegos Centroamericanos de Guatemala derrotando a Cuba.

Después de un año de trayectoria y reconocer las necesidades que tenían los ciclistas en Antioquia, la Secretaría de Educación Departamental nombró oficialmente como funcionarios directivos de la primera Liga de Ciclismo a los señores Raúl Botero Restrepo, Bernando Mejía Toro, Miguel Zapata Restrepo, Raúl Molina Isaza y Jorge Giraldo Yepes un 15 de marzo de 1951.

Fue así como el 17 de marzo de 1951, se organizó la primera reunión oficial en las oficinas del señor Botero Restrepo para elegir los dignatarios de La Liga: Raúl Botero Restrepo (presidente), Jorge Giraldo Yepes (vicepresidente), Miguel Zapata Restrepo (tesorero), Bernardo Mejía Toro y Raúl Molina Isaza (vocales). En donde funcionarían regidos por las normas de la Asociación Nacional de Ciclismo, en ese momento presidida por don Enrique Santos Castillo, quien era igualmente el jefe de redacción del periódico El Tiempo.

La Liga de Ciclismo de Antioquia, se empezó a consolidar como una de las mejores del país gracias a la calidad de sus ciclistas inscritos y a las carreras que se organizaban en el departamento. Un ejemplo de esto fue la preparación que Pedro Nel Gil, Ramón Hoyos Vallejo y Héctor Mesa “El negro”, lograron conseguir en eventos como doble a San Cristóbal, doble a Rionegro y circuitos en la ciudad de Medellín organizados por la liga.

Para el año 1955, Antioquia se convirtio en referente nacional gracias a la hazañas de los pedalistas antioqueños y de las numerosas victorias nacionales que había conseguido Ramón Hoyos Vallejo. El departamento participó con un equipo paisa “La Licuadora Antioqueña”, en la edición número cinco de la Vuelta a Colombia, defendiendo el bicampeonato del marinillo Hoyos.

Después de seis años de trayectoria se produce el relevo generacional de ciclistas en Antioquia. En esta época se empezaron a escuchar nombres como el de Martín Emilio Rodríguez, conocido como “Cochise”, que corría patrocinado por la marca de pantalones Blue Bell.

Tuvo diferentes participaciones tanto nacionales, como internacionales. El 27 de agosto de 1971, se colgó la medalla de campeón mundial de los 4000 metros persecución individual en pista. Así se dio a conocer internacionalmente, cambiando la historia del ciclismo nacional, logrando ser el primer colombiano en correr para un equipo extranjero. Lo hizo con “Bianchi” en Italia.

Para el año 1973, con el apoyo de la liga, se llevó a cabo la primera edición de la Vuelta a Antioquia, carrera por etapas que hoy es considerada una de las seis más relevantes dentro del país, por su excelente organización y duro recorrido, en el que solo se destacan los mejores ciclistas.

Fue en el año 2000, en donde el entrenador Javier Ríos Marín, se posicionó como presidente y empezó a darle importancia al ciclismo. Antes había sido secretario y en 1998 ascendió a vicepresidente, para dos años después tomar las riendas de la Liga Antioqueña. Durante su gestión, Antioquia le entregó a Colombia varios títulos mundiales de bicicrós, como los de Augusto Castro (Países Bajos) 2004 y Mariana Pajón (dos en Australia 2009); medalla olímpica de bronce en pista con María Luisa Calle (Atenas 2004); título mundial de contrarreloj con Santiago Botero en Bélgica 2002; un subtítulo mundial con Carlos Betancur (Suiza 2009).

Durante sus diez años como presidente de la Liga Antioqueña de Ciclismo, Antioquia ganó, por nueve años consecutivos, los títulos nacionales de pista, ruta y bicicrós, más cuatro títulos nacionales de ciclomontañismo, lo que ayudó a que el departamento reafirmara su posición como potencia nacional en las diferentes disciplinas.

La Liga de Ciclismo de Antioquia se convirtió en la primera en tener iniciativa para mejorar el crecimiento del ciclismo femenino. En 2014 se dio inicio a la Vuelta a Antioquia Femenina y en 2015 a la Vuelta a Oriente Femenina, siendo esta una competencia por etapas por las carreteras del Oriente del departamento de Antioquia. Ambas carreras con recorridos diseñados especialmente para ellas, al igual que su logística.

Hoy en día, la Liga de Ciclismo de Antioquia funciona bajo la dirección del presidente Rodrigo Arboleda, el gerente general Javier Ríos Marín y la directora administrativa María Yatzurí Barrera. Gracias a su excelente trabajo se han realizado programas de formación para niños, jóvenes y adultos en las cinco modalidades y es considerada una de las más sólidas gracias a sus finanzas seguras, transparentes y excelentes resultados deportivos.